Archivo de la etiqueta: recursos

Ejes de reflexión… autocomunicación de masas y multitudes inteligentes

#yosoy132 by Mr. Color Chuck
#yosoy132, a photo by Mr. Color Chuck on Flickr.

En estos últimos días he estado tratando de entender un poco el papel de las tecnologías y las movilizaciones en México específicamente sobre el movimiento #yosoy132 (aunque no nada más ) y hoy pude concretar dos ejes conceptuales para apuntar a una reflexión – especulación más completa en un futuro no muy lejano. (Sigo teorizando pues…)

Bueno, aquí va la primera parte para seguir masticando, dialogando, observando y preguntando…

Cuando en el título se refiere a “tecnología” nos referimos al papel de los media en las movilizaciones y con esta noción es con la que se pretende empezar  la relfexión – especulación. Es difícil hablar de los media si no los entendemos como un nuevo entorno de cambio y de continuidad, las innovaciones tecnológicas, como el uso del Internet o de los Móviles ha transformado las experiencias sobre los medios de comunicación, los cuales viven una actualización constante (Tubella et al, 2007). Resulta difícil pensar los media en una clave unidireccional, cosa que sucede en los casos de los libros, periódicos, películas, radio y televisión, donde sin duda existen formas de interactividad a través de otros medios (Castells, 2009), pero en los que la comunicación tiende a ser unidireccional.

Como se dijo en el párrafo anterior con el desarrollo tecnológico las posibilidades se amplían a una nueva forma de comunicación interactiva, la cual se caracteriza por la capacidad de enviar mensajes de muchos a muchos en tiempo real (Castells, 2009), sin duda una nueva forma de comunicación que Castells ha conceptualizado como autocomunicación de masas:

A esta nueva forma histórica de comunicación la llamo autocomunicación de masas. Es comunicación de masas. Es comunicación de masas porque potencialmente puede llegar a una audiencia global, como cuando se cuelga un video en YouTube, un blog con enlace RSS a una serie de webs o un mensaje a una lista enorme de direcciones de correo electrónico. Al mismo tiempo, es autocomunicación porque uno mismo general el mensaje, define los posibles receptores y selecciona los mensajes concretos o los contenidos de la web y de las redes de comunicación electrónica que quiere recuperar. (Castells, 2009. p 88)

De igual forma, Castells utiliza el concepto de autocomunicación debido a que la producción del mensaje es autogenerada y autodirigida y la recuperación es esencialmente a través de la Web, elemento que sirve para entender parte del contexto del papel de los media en las movilizaciones recientes. Esto conlleva importantes consecuencias para la organización social y el cambio cultural, aspecto que desde la visión de Jenkins lo denomina como convergencia cultural.

A partir de la definición de Castells encontramos dos elementos clave, uno es  el alcance global en la comunicación, independientemente de quien sea el emisor; y segundo, la una nueva forma circulación masiva en la cual el emisor y el receptor se desvanecen considerablemente.

No está de más en este sentido reflexionar sobre los efectos que Internet y los móviles han provocado en las manifestaciones y movilizaciones  concretamente desde la producción de contenidos hasta su recepción y usos sociales.

En este sentido nos centraremos en la repercusión a nivel social y político. Es entonces aquí cuando nos conectamos con lo que se ha denominado “multitudes inteligentes” (Smart mobs), este concepto fue acunado por Howard Rheingold en 2002, y se refiere a aquellos grupos de personas que emprenden movilizaciones colectivas – políticas, sociales, económicas – gracias a que un nuevo medio de comunicación posibilita otros modos de organización, a una escala novedosa entre personas que hasta entonces no podían coordinar tales movimientos (Rheingold, 2002) .

Estos dos conceptos clave, autocomunicación de masas y multitudes inteligentes serán los ejes de esta reflexión.  Vemos entonces el despliegue de un enfoque encarnado en la autocomunicación de masas y la emergencia de las multitudes inteligentes cristalizados en movimientos autocoordinados y que exponencialmente multiplican su alcance en las tres capacidades que ya hemos mencionado que identifica Roig (2008) en los “nuevos media”:

a)  Conectividad: fundamentalmente a partir del desarrollo de las redes informáticas así como de la emergencia de las redes sociales que facilitan la circulación de las producciones.

b) Ubicuidad: están presentes en distintos espacios de la vida cotidiana, trabajo, ocio, economía, etc.

c)  Productividad: debido a la posibilidad para la creación, integración y reelaboración de contenidos.

Creo que este va siendo el eje de análisis primero, ya engarzado con la publicación anterior del Blog… continuamos construyendo…

Videoblogs: un espacio de convergencia y de aprendizaje

Herramientas web de fácil acceso y uso, como YouTube, tienen un gran potencial de apoyo educativo

José Antonio Delgado Valdivia*

Debido al desarrollo tecnológico que conlleva a un mayor y más sencillo acceso a las nuevas tecnologías, la web mundial se constituye como un entorno de interacción, de colaboración, de socialización y de ocio, donde se promueven y reafirman nuevas prácticas en los usuarios y se integran viejos y nuevos medios en la producción, distribución y recepción de los contenidos.

Dicha evolución es el resultado, no de un determinismo tecnológico en el que la tecnología establece las prácticas, sino de los usos y las apropiaciones que los usuarios hacen de internet.

Como indica Castelles (2009), la web juega un papel importante como medio de comunicación interactivo, ya que brinda la posibilidad de publicación e intercambio de contenidos en distintos formatos digitales. Esta forma de comunicación interactiva ha tenido un especial desarrollo a partir de lo que se conoce como Web2.0 debido a sus herramientas – el mensaje de texto vía móvil, los blogs, videoblogs, podcasts, wikis, entre otros-, que permiten la interacción y logran que los usuarios se apropien de ellas.

Warmbodt (2008) comparte que de manera específica los videoblogs, en lugar de emplear texto para transmitir los mensajes, utilizan videos de corta duración y ofrecen mayor libertad para expresar opiniones, puntos de vista y diferentes formas de interacción. Estos sitios además de alojar y distribuir videos “son también espacios de interacción social y de comunicación directa entre la gente”, como menciona Ardévol (2007).

Como precisa Warmbodt (2008), dentro de los videoblogs existen diferentes géneros -diario, documental, de entretenimiento, de improvisación, entre otros-, y a través de ellos se comparten las experiencias cotidianas capturadas por una videocámara, se habla frente a la webcam donde se emiten opiniones sobre diversos temas, o incluso se realizan producciones más complejas como series, existe una amplia variedad de temas.

Dentro de los sitios web que ofrecen alojamiento para los videoblogs está YouTube, que Castells (2009) define como una página donde los usuarios, organizaciones, empresas y gobiernos pueden subir sus propios videos. Este videoblog es el medio de comunicación masivo más grande en el mundo generado por los usuarios web, en él cualquier persona puede publicar un video, con lo que se favorece la libre expresión, el ingenio y la creatividad. Los usuarios no son solamente consumidores, sino que se han convertido en productores.

En general para los videoblogs, y en específico para Youtube, indica Rennie (2007) que el contenido producido por los usuarios (user-generated-content), especialmente la producción audiovisual (user-generated media) es un fenómeno resultante de un sistema alternativo de producción que ha favorecido la proliferación de contenidos audiovisuales.

¿YouTube en la acción educativa?

Cada producción que se sube a YouTube posee información que facilita su búsqueda, y es posible encontrar videos para materias de Cálculo, Historia, Programación, Geografía o hasta de tejido.

Podemos encontrar tantos videos como intereses tengamos, y en diferentes idiomas. YouTube se puede convertir en un refuerzo fundamental en distintas áreas del conocimiento.

Ahora bien, ¿por qué sólo consumir y no producir? Podemos aprovechar el valor que nos brinda esta herramienta, con un lenguaje audiovisual, para ilustrar y ampliar los contenidos que se abordan desde nuestros cursos. Basta con tener una cámara y un guión claro para producir contenido relacionado con nuestro tema o materia.

YouTube abre las puertas a una gama maravillosa de oportunidades para el quehacer educativo, siempre y cuando, como menciona Alejandro Piscitelli, es importante reconocer que “quienes usen las herramientas sin pensarlas, están condenados a ser usados por ellas”.

*Instituto del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales, UDGVirtual