Archivo de la etiqueta: educación

Juntando ideas… Entre la innovación y las patinadas de llantas de la innovación en educación… 

Again… segundo post del día… no sea que lo olvide.
El punto aquí es que hay dos elementos más a tratar, la raíz de la reflexión es un video de Cristobal Cobo (@cristobalcobo) “No valores lo que Mides, mejor mide lo que Valoras”, y entonces la primera parte de la exposición de forma magistral empieza a derrumbar algunas ideas sobre “temas de moda” y que bueno, son “tendencias” educativas, GAMIFICACIÓN, LIBROS ELECTRÓNICOS, APRENDIZAJE ADAPTATIVO, FACEBOOK, AULA INVERTIDA, igual podríamos hablar de otras, pero bueno en resumen la reflexión y evidencias que plantea resultan muy interesantes, pueden checar el video con detenimiento al final del texto pongo el enlace, aquí lo “sabroso” del asunto es que la invitación es a pensar en los impactos reales de lo que “consumimos” desde el ámbito educativo.
Hay ideas que habría que recuperar, hablar de competencias digitales, “del dominio a la producción” por un lado es una labor bastante difícil, pero hay experiencias (fuera del contexto educativo) que vale la pena revisar, producción desde el usuario, o la producción desde los fans podrían ser dos referencias básicas para seguir reflexionando sobre las Competencias digitales. Este sigue siendo un reto. ¿Cómo pasar del dominio a la producción desde la labor universitaria? ¿Cómo hacerlo cuando hasta damos el número de páginas que hay que leer?
Otro punto sumamente importante considero es el del curriculum flexible, “wikicurrículum”, adaptable… suena retador, habrá que seguir pensando.
Reflexiones … Mis piensos, mis palabras…
El problema de la docencia universitaria, en la formación docente universitaria pocas veces le preguntamos a los “profesores” ¿Cómo aprenden ellos? Se nos olvida a veces recuperar su cultura, sus prácticas para aprender, los traemos a la selva de la “enseñanza/aprendizaje” escolarizada, temática e institucional… y a en muchas ocasiones el profesor universitario es un profesional en el área, tiene problemas “reales” en sus respectivos ámbitos de especialización y debe responder a ellos ¿Cómo es que podemos rescatar eso y aterrizarlo a situaciones de aprendizaje?
Ahora… si al profesor lo traemos a esta selva institucionalizada, no se diga al alumnos… el sentido profesional a veces está de más… y los tratamos como en primaria, con actividades parecidas o nos dedicamos a “echar rollo”, ¿Cómo hacer para generar pedagogía o didácticas que “vuelen la tapa de los sesos?
Pienso en cuatro experiencias, pero lamentable ninguna de ellas es para universitarios, pero eso sí, en su momento fueron (y creo que aún lo son) estrategias disruptivas… a ver:
  1. Plan Dalton, 1920, una señora de apellido Parchurst) se centra en el método de trabajo del niño, y la individualización de la enseñanza, el niño decía cuándo y cómo, los contenidos eran los oficiales.
  2. Decroly, 1907, Ovide Decroly, trabaja bajo la intuición del niño, la escuela activa.
  3. Método Natural, Freinet, Expresión infantil, texto libre, la revista escolar (me suena, me suena)
  4. Ed Personalizada, Pierre Faure.
Los cuatro ejemplos me los recordó mi maestra María Elena, y concuerdo con ella, ¿Qué hubiera pasado si ellos hubieran tenido las posibilidades de tecnología que tenemos ahora? En fin, el problema aquí es que no encontré para docencia universitaria… quizá los principios serán los mismos pero ¿Qué le mejoramos 100 años después?
Ya pa’ cerrar: Burton Clark en su libro “Las universidad modernas, espacios de investigación y docencia” Una chulada… ¿En qué momento nos perdimos????????
Seguimos.

Cristobal Cobo from IIPE Virtual on Vimeo.

No eres tu, ni el diseño… es la práctica común…

Frustration sets in

Trabajo como docente en la virtualidad desde hace seis años, al cabo de los años ha aparecido un cierto desencanto por esta labor que al inicio hacía con gusto y pasión; tratando de analizar este desencanto descubro algunas dimensiones de mi situación, las cuales sin tratar de juzgar se convierte en pie para analizar a detalle (o al menos autoanalizar).
No se trata de ponerme en situación de mártir puesto que reconozco que hay elementos netamente personales, pero al igual existen dimensiones externas que condicionan esta forma de  actuar.

¿Qué es lo más pesado? Al final creo que mucho se centra en la actividad, la cual con el pasar del tiempo se ha convertido en la acción de Calificar tareas, donde existe poca o nula interacción, el proceso es simple, la instrucción está ya diseñada, la lectura está colgada y la limitación es a entregar el trabajo o la actividad, entrar al buzón, calificar, comentar la tarea, si bien me va aparece un gracias, pero de ahí no hay más; incluso cuando pides que corrijan la actividad (en lo cual estoy en contra). Aunque el diseño instruccional sea claro y cumpla con la norma, no hay más; a ratos parecen actividades inconexas, aunque el diseño lo prescribe, ya que es parte de una estructura me da la impresión que no hemos habituado a que nuestros estudiantes vean el todo, solo ven la parte o la actividad y se olvidan del todo.
¿Por qué estoy en contra de que entreguen las actividades corregidas? Porque se convierte en un hábito que no forma, los centra a que vayan por la calificación, en ocasiones aparece el mensaje “a ver si así está bien” o “a ver si ahora si quedó bien”. ¿Qué pasaría si les decimos en la siguiente actividad toma en cuenta lo que te comento? quizá es una forma más exigente, y no se centra en la actividad, sino en el proceso encadenado.
¿La calificación? Es parte de nuestra cultura, el 10 o el excelente se convierten en parte preponderante de la vida cotidiana, si no saco el 10 no estoy bien, pero se les olvida de nuevo el todo, quizá la lógica debería ser, no hay actividades excelentes, eso lo veremos al final de todo el curso, esfuérzate en cada actividad y al final valoramos lo conseguido…
Parece hasta este punto que el gran problema es el alumno, pero no, al contrario, son parte de un sistema que les reduce la visión, un sistema sobreprotector que para que no generen estrés no les permite exigirse más allá, abrir la visión, parece que el lema fuera “Cumple o entrega y ya la hiciste”.

Quizá habría que repensar el sistema de una forma más abierta pero también más exigente, a lo mejor así evitaríamos tanto plagio porque “se me hizo fácil”, obvio, si le damos las páginas exactas que debe leer, qué pasaría si los obligamos a que busquen la información, que se atrevan a ir a la biblioteca…

No es que el sistema esté obsoleto, sino que el sistema necesita renovar sus prácticas sus exigencias, y salirse de la tentación o acción de generar “Licenciados” sin las competencias necesarias.

Pensar en entornos o ambientes flexibles carece de sentido si el sistema no genera personas con competencias autoreguladas, que sepan gestionar información, problematizar, diseñar, y gestionar, que sean capaces de adaptarse a distintas plataformas sin generar estrés que al final, quien baila bien el tango lo baila bien en el tapanco o en el piso.
Soñar en que nuestros estudiantes sean capaces de gestionar comunidades, que se expresen de forma creativa a través de distintos medios, a colaborar, a que se arriesguen a circular su información en distintas plataformas, a que aprendan a través del juego, que fueran capaces de seguir el flujo de historias e información a través de múltiples modalidades.
En fin, no hay conclusiones, hay quejas, pero quizá también muchas preguntas… no es por morder la mano que mesa que da de comer, es por reconocer que la labor que hacemos vale la pena, pero podría estar mejor.

Complicado y aturdido… cuando la 2.0 se quedó como moda y poco como práctica… (I)

Tomada de: http://4.bp.blogspot.com/_UYsm8UbNTfo/R-yarx7G14I/AAAAAAAAAoc/CwPbJ2Y8gug/s400/aturdido.jpg

En los últimos meses tuve la oportunidad de participar en experiencias que resultaron significativas, la primera de ellas de la cual ya he escrito algo al respecto es sobre la experiencia de Outliers School, una idea encabezada por Hugo, Carlos y Cristobal, y con un equipo suficientemente activo, problematizador y con muchas ganas de innovar, la intención era “simple” (léase en tono irónico) hablar de nuevas ideas de diseño educativo desde una metodología de Design Thinking. Y la segunda experiencia fue en esta semana en el X Simposium de Educación en el Iteso invitado por Loreli en un foro para hablar de “La red: construcción de entornos virtuales” a demás de colaborar como cada año en el XX Encuentro Internacional de Educación a Distancia de la UDGVirtual. Bueno, estos tres eventos más situaciones que se han presentado en la coordinación de Diseño Educativo y otras cosas más del entorno laboral inmediato me llevaron a cuestionar y cuestionarme las prácticas que a partir de “la gran idea” (comercial) del 2.0 nos ha llegado y que muy probablemente no he (hemos) aplicado.

El concepto de Web 2.0 definido en 2005 por O’Reilly, se puede revisar el  la traducción del artículo, y no se trata de hablar de la Web 2.0 sino de lo que esto nos ha dejado y nos ha exigido para bien o para mal. A partir de este primer concepto surgieron experiencias fenomenales como Wikipedia, YouTube, Facebook y me refiero a experiencia porque entrar a cada uno de estos sitios-aplicaciones-ambientes (solo por mencionar algunos) es verdaderamente una experiencia, que si lo juntamos (echándolos a la licuadora) con las capacidades de los medios (que ya hemos mencionado antes en este blog) como lo son Conectividad, Ubicuidad y Productividad se convierten en una experiencia que trastoca lo cotidiano, una cultura más abierta y más centrada en la cooperación, en una cultura más digital/virtual… ¿mmm no lo se?

Digo que no lo se porque yo mismo estoy cuestionando mis ideas … “mis piensos”… El primer libro que leí al respecto fue el de Planeta Web 2.0 de Cristobal y Hugo en 2007, sin duda el libro con una visión prospectiva (como la tiene Cristobal y Hugo) fue una buena sacudida para las prácticas de un circulo no muy pequeño de docentes y académicos a nivel Latinoamérica pero sin duda lo mismo que sacudió se pudo convertir en riesgo de ser o de convertirse en solamente buzzwords, de las que mucho hablamos y poco entendemos, “Wikinomics” “Economía digital” “Inteligencia Colectiva” “Multitudes inteligentes” y por qué no… “conectivismo” “moocs” solo por mencionar algunos… que si bien son conceptos que hacen referencia fenómenos reales se convierten en clichés que poco aportan al análisis de las formas en las que se re-experimenta la educación, ojo, digo re-experimenta no en la “nueva educación” o “nuevas prácticas educativas”.

Han pasado desde 2007 seis largos años y en ocasiones los temas siguen siendo los mismos, como usar el blog, como usar youtube, como emplear twitter, un sin numero de talleres, estrategias enfocadas al uso del dispositivo y en ocasiones poco centrados en la estrategia didáctica, poco pensada desde una cultura digital, ahora la pregunta es ¿Cómo nos metemos en esta cultura digital? ¿Cómo quitarnos la idea tecnodeterminista? ¿Cómo evitamos el consumismo tecnológico? (lo cual es diferente a procesos de apropiación)…

Algunas pistas que hemos estado trabajando y que tienen todo el tinte de lo que hemos platicado con María Elena Chan, el área de Diseño Educativo e Investigadores del Sistema de Universidad Virtual, me llevan a preguntar (me/nos) ¿Cómo usar eficientemente la información desde nuestros diseños (pensando en cursos)? ¿Cómo trabajar en equipo? ¿Cómo no ser tan directivos en nuestros cursos? ¿Cómo romper el estado de confort que representa el uso de un LMS determinado? ¿Es posible darle al estudiante una caja de herramientas y que el decida el camino? Cómo asesores/diseñadores probablemente la cultura digital la tenemos en lo cotidiano, casa, carro, amigos, etc. ¿Por qué no la integramos en nuestros procesos formativos?

Quizá llego tarde a esta reflexión, quizá…

Preguntas van preguntas vienen, bienvenidas sean todas las aportaciones.

Los números de 2012

Iniciamos el año con más ideas, proyectos y resúmenes del año anterior, y creo que es un buen ejercicio el que hace WordPress con hacer el resumen de lo sucedido en este año en el blog.

Tuvimos 2, 300 visitas en este año!! Publicamos 45 post nuevos entre referencias y reflexiones. Las visitas fueren de 29 países diferentes… Para ver más datos a continuación dejo el resumen 🙂

 

Aquí hay un extracto:

600 personas llegaron a la cima del monte Everest in 2012. Este blog tiene 2.300 visitas en 2012. Si cada persona que ha llegado a la cima del monte Everest visitara este blog, se habría tardado 4 años en obtener esas visitas.

Haz click para ver el reporte completo.

Pensar el circo como ambiente y como estrategia… Preguntas y más preguntas

A lo largo de las últimas dos semanas he tenido la oportunidad de participar en un gran proyecto, un proyecto creativo, disruptivo… Al principio se llamaba ThinkSquare, con el paso de los días, discusiones y en un ambiente creativo y sobretodo colaborativo se decantó por llamarle Learning Circus.

Bueno, hablar un poco del contexto vale la pena para entender esta “locura compartida”, este proyecto forma parte de una invención de tres personas (Staff), Cristobal Cobo, Hugo Pardo y Carlos Scolari… que se llama “Ouliers“, podrán verificar más información de cada uno y del proyecto haciendo click en el link.

Ahora, el equipo con el que estoy participando es simplemente genial, muy aguerridos, muy creativos y muy trabajadores todos, en verdad una experiencia metodológica genial y nueva como el design thinking, de una forma colaborativa, virtual, sincrónica y asicrónica, Ileana, Ale y Xavi.

Ya planteado el contexto, llegamos a Learning Circus, en el proceso de discusión que hemos ido tendiendo, en las convergencias y divergencias de ideas llegamos a decir que este es un espacio donde la Gente aprende, y aprende a partir de lo que le apasiona, a partir de sus sentidos, a partir de la comunidad… Pero llega el momento de hacernos preguntas y creo que son válidas, una es pensar la metafora del circo como estrategia didáctica y pensar la metáfora del circo como un ambiente de aprendizaje.

Empezaré por tratar de describir un poco lo que creo que sería la opción dos, lo que supone visualizar Learning Circus con espacios de producción, interacción, exhibición e información.

A esto habría que definir los tipos de producciones que se generarían en este ambiente, ¿Cuáles son los outputs de Learning Circus? y ¿Cuáles los inputs (podría ser ¿qué tipo de información?) Muchas preguntas llegan a la mente, y creo que es necesario pedir ayuda, así que si algún lector, colega o amigo quisiera aportar ideas es bienvenido…

Ahora pensar learning circus como estrategia… supone en pensar en tiempos, en actividades en prácticas “escolares”, ¿Qué más supondría pensar la metafora del circo como estrategia?

¿Qué otras preguntas podrían aportar? ¿Cómo hacer la diferencia entre el ambiente y la estrategia? ¿Hay diferencias?

 

Is Education Obsolete? Sugata Mitra at the MIT Media Lab | MIT Center for Civic Media

See on Scoop.itSocial Media, social networks and education

Can children learn to read by themselves? It’s a question which Nicholas Negroponte posed before inviting him to be a visiting professora at the Media Lab. If so, it would turn the entire system of education upside down. Mitra cites anecdotal evidence that children can teach themselves the alphabet using Android phones. But that’s not comprehension. To answer this, we need to answer two question: firstly, can they learn to read? Secondly, can they improve their comprehension, understanding, and belief? A group at the Media Lab is trying to answer the first question; Mitra is working on the second. Studies are happening right now in Kanha and rural West Bengal.

See on civic.mit.edu