Archivo de la categoría: Movimentos Sociales

Por fin, ya lo podemos descargar!!! Salió ya el libro y está disponible

Bueno, después de algunos meses de espera ya salió del horno el libro: “Internet y ciencias sociales; Nuevos contextos, diversos actores, futuros escenarios“.

Con cinco capítulos muy interesantes y que ofrecen formas de acercarnos al fenómeno Internet desde las ciencias sociales y a los distintos objetos que circulan sobre el ha sido la tarea. Internet es a la vez objeto y campo de estudio, cada una de las reflexiones nos acerca a metodologías y estilos distintos pero que nos llevan de la mano a ver esas posibles dimensiones de Internet.

Con el prólogo de Erika Loyo Beristain, el cual nos sirve de contexto En el primer capítulo David Ramírez Plascencia, se acerca a la reflexión sobre el poder y la exclusión en las comunidades virtuales de Internet. En el capítulo dos, Alma Leticia Flores se acerca al papel de Internet como medio de comunicación y los migrantes. En el capítulo tres Israel Tonatiuh Lay Arellano aborda el fenómeno de los movimientos sociales hablando de

#YoSoy132. De las plataformas de redes sociales virtuales a la conformación de un movimiento social. En el capítulo cuatro

Lizette Y. Campechano Moreno habla sobre

La mercantilización de la audiencia en internet: los merca-2.0 y por último su servidor se acerca a los Nuevos media, para hablar un poco de apropiación desde el usuario y sus producciones en YouTube.

El libro lo pueden descargar del siguiente acceso:  Descarga.

Cualquier comentario o sugerencia es bienvenida.

Sobre los autores:

David Ramírez Plascencia, candidato a doctor por El Colegio de Jalisco. Coordinador de la maestría en Gestión de Servicios Públicos en Ambientes Virtuales en la Universidad de Guadalajara. Temas de interés: regulación de internet, censura, redes sociales y brecha digital.

Alma Leticia Flores Ávila Doctora en Ciencias Sociales. Profesora-investigadora en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (División de Estudios Políticos y Sociales) de la Universidad de Guadalajara. Intereses académicos actuales: migración internacional urbana, migración calificada, impactos de las migraciones, etnografía de los espacios urbanos, relaciones de género. Correo electrónico: aleticia2003@yahoo.com.mx.

Israel Tonatiuh Lay Arellano Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara. Profesor-docente adscrito al Instituto de Gestión del Conocimiento y Aprendizaje en Ambientes Virtuales del Sistema de Universidad Virtual.

Lizette Y. Campechano Moreno Maestra en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Guadalajara.

José Antonio Delgado Valdivia Master en Sociedad de la Información y el Conocimiento por la Universitat Oberta de Catalunya, adscrito al Instituto de Gestión del Conocimiento y Aprendizaje en Ambientes Virtuales del Sistema de Universidad Virtual de la Universidad de Guadalajara.

Internet desde las ciencias sociales… El libro está en el Horno…

internet 20m

Desde hace unos meses un grupo de colegas empezamos a concretizar un pequeño trabajo, iniciamos hace un año con el seminario de Internet desde las Ciencias Sociales (hace un año, días más días menos) y logramos concretizar ese seminario de discusión y de cosas nuevas en una primera publicación, esperando que sea la primera de muchas, y es el Libro “Internet y ciencias sociales: Nuevos contextos, diversos actores, futuros escenarios”. Las visiones y las posturas son muy interesantes, la finalidad de esta publicación es poder ofrecer una vista más a lo que comúnmente hacemos, los cinco capítulos que en este libro se presentarán hablan de lo cotidiano, de nuestras prácticas, de las formas en las que convivimos, socializamos, nos comunicamos etc… Una mirada de análisis a las formas en las que nos apropiamos de la vida y sus dimensiones.

En conjunto, procesos sociales, avances en tecnología, comunicación y acceso a información, han creado una oportunidad sin precedentes para hacer frente a cuestiones que lejos de convertirse en una moda, plantean diversas visiones sobre el papel del Internet y su impacto en la vida diaria. Particularmente las diversas plataformas de servicio de redes sociales virtuales como Facebook, Twitter y YouTube, entre otras, en la vida contemporánea se evidencian como elementos incorporados a la vida de millones de personas.

El interés por los mundos virtuales ha aumentado significativamente en los últimos años, un cuerpo creciente de investigación examina cómo esas plataformas afectan la comercialización, la construcción de la identidad, los movimientos sociales y la privacidad. Se relacionan con elementos de larga historia en las ciencias sociales, que van desde la sociología, las ciencia política, la antropología, las ciencias de la comunicación, la economía y más.

El trabajo de David, Alma, Tonathiu y Liz es muy interesante, cada uno de los capítulos son muestra del vasto universo que a través de la red va generando nuevas socialidades, formas de ser y estar: como audiencias, como usuarios, como agentes políticos, como migrantes o jóvenes. Un análisis de lo que se genera en la pantalla y va poco a poco reconfigurando la realidad, más allá de lo virtual.

Esperamos que el libro logre su publicación en diciembre, sigue en el horno.

Ejes de reflexión… autocomunicación de masas y multitudes inteligentes

#yosoy132 by Mr. Color Chuck
#yosoy132, a photo by Mr. Color Chuck on Flickr.

En estos últimos días he estado tratando de entender un poco el papel de las tecnologías y las movilizaciones en México específicamente sobre el movimiento #yosoy132 (aunque no nada más ) y hoy pude concretar dos ejes conceptuales para apuntar a una reflexión – especulación más completa en un futuro no muy lejano. (Sigo teorizando pues…)

Bueno, aquí va la primera parte para seguir masticando, dialogando, observando y preguntando…

Cuando en el título se refiere a “tecnología” nos referimos al papel de los media en las movilizaciones y con esta noción es con la que se pretende empezar  la relfexión – especulación. Es difícil hablar de los media si no los entendemos como un nuevo entorno de cambio y de continuidad, las innovaciones tecnológicas, como el uso del Internet o de los Móviles ha transformado las experiencias sobre los medios de comunicación, los cuales viven una actualización constante (Tubella et al, 2007). Resulta difícil pensar los media en una clave unidireccional, cosa que sucede en los casos de los libros, periódicos, películas, radio y televisión, donde sin duda existen formas de interactividad a través de otros medios (Castells, 2009), pero en los que la comunicación tiende a ser unidireccional.

Como se dijo en el párrafo anterior con el desarrollo tecnológico las posibilidades se amplían a una nueva forma de comunicación interactiva, la cual se caracteriza por la capacidad de enviar mensajes de muchos a muchos en tiempo real (Castells, 2009), sin duda una nueva forma de comunicación que Castells ha conceptualizado como autocomunicación de masas:

A esta nueva forma histórica de comunicación la llamo autocomunicación de masas. Es comunicación de masas. Es comunicación de masas porque potencialmente puede llegar a una audiencia global, como cuando se cuelga un video en YouTube, un blog con enlace RSS a una serie de webs o un mensaje a una lista enorme de direcciones de correo electrónico. Al mismo tiempo, es autocomunicación porque uno mismo general el mensaje, define los posibles receptores y selecciona los mensajes concretos o los contenidos de la web y de las redes de comunicación electrónica que quiere recuperar. (Castells, 2009. p 88)

De igual forma, Castells utiliza el concepto de autocomunicación debido a que la producción del mensaje es autogenerada y autodirigida y la recuperación es esencialmente a través de la Web, elemento que sirve para entender parte del contexto del papel de los media en las movilizaciones recientes. Esto conlleva importantes consecuencias para la organización social y el cambio cultural, aspecto que desde la visión de Jenkins lo denomina como convergencia cultural.

A partir de la definición de Castells encontramos dos elementos clave, uno es  el alcance global en la comunicación, independientemente de quien sea el emisor; y segundo, la una nueva forma circulación masiva en la cual el emisor y el receptor se desvanecen considerablemente.

No está de más en este sentido reflexionar sobre los efectos que Internet y los móviles han provocado en las manifestaciones y movilizaciones  concretamente desde la producción de contenidos hasta su recepción y usos sociales.

En este sentido nos centraremos en la repercusión a nivel social y político. Es entonces aquí cuando nos conectamos con lo que se ha denominado “multitudes inteligentes” (Smart mobs), este concepto fue acunado por Howard Rheingold en 2002, y se refiere a aquellos grupos de personas que emprenden movilizaciones colectivas – políticas, sociales, económicas – gracias a que un nuevo medio de comunicación posibilita otros modos de organización, a una escala novedosa entre personas que hasta entonces no podían coordinar tales movimientos (Rheingold, 2002) .

Estos dos conceptos clave, autocomunicación de masas y multitudes inteligentes serán los ejes de esta reflexión.  Vemos entonces el despliegue de un enfoque encarnado en la autocomunicación de masas y la emergencia de las multitudes inteligentes cristalizados en movimientos autocoordinados y que exponencialmente multiplican su alcance en las tres capacidades que ya hemos mencionado que identifica Roig (2008) en los “nuevos media”:

a)  Conectividad: fundamentalmente a partir del desarrollo de las redes informáticas así como de la emergencia de las redes sociales que facilitan la circulación de las producciones.

b) Ubicuidad: están presentes en distintos espacios de la vida cotidiana, trabajo, ocio, economía, etc.

c)  Productividad: debido a la posibilidad para la creación, integración y reelaboración de contenidos.

Creo que este va siendo el eje de análisis primero, ya engarzado con la publicación anterior del Blog… continuamos construyendo…

Movimientos Sociales e Internet

Cuatro elementos clave resultan fundamentales al momento de abordar este tema, a propósito del uso de redes sociales digitales, en estas fechas: el pasado movimiento Occupy Wall Street, el Día Mundial de Internet, los aniversarios de la Primavera Árabe y del 15M – también llamado el movimiento de los indignados– en España, y los recientes sucesos ocurridos en México. 

El contexto, los actores y el escenario

En México, el acceso a internet se ha duplicado en los últimos años, de 2006 con 20 millones, a 2012 con 40 millones de usuarios, de acuerdo con los datos de la Asociación Mexicana de Internet. Aunado a esto, para hacer memoria del día mundial del internet (17 de mayo), actualmente no podemos entender internet sin las redes sociales que por momentos parecen “moda” y en otros “estrategia”.

En México, de los cuarenta millones de internautas, el 92 por ciento usan redes sociales, lo que quiere decir que por cada diez hay nueve que acceden a alguna red social, principalmente Facebook, YouTube y Twitter. No sólo no podríamos entender internet sin las redes sociales, sino que no podríamos entender mucho de nuestro mundo y de las formas en las que nos comunicamos sin las redes y los dispositivos móviles.

Dos características importantes nos ayudarían a comprender este nuevo contexto, en primer lugar la facilidad de la digitalización de la expresión, sonidos, imágenes y textos a través de los posttwits, videos en YouTube, etcétera, los cuales permiten que la comunicación se convierta en un bien transportable y manipulable. El segundo elemento es la capacidad de los medios para conectarse entre sí: enviar un mensaje por Twitter que se lea en Facebook, postear un video y compartirlo a la vez a través de Twitter, etcétera.

Encontramos que además de estas dos cualidades, existen tres capacidades complejas: la conectividad que no sólo se da a través del equipo de cómputo de la casa o de la oficina y que va de la mano con los dispositivos móviles; la ubicuidad, presente en la vida cotidiana, el trabajo, la escuela, el ocio, la economía, etcétera, y por último, la productividad, que es la capacidad para la creación, la integración y la re-elaboración de mensajes.

Si vemos con estas cualidades y capacidades las redes sociales, entendemos la modificación de las estructuras sociales e institucionales en torno a la comunicación, el poder, el aprendizaje y la participación social. Es a partir de aquí que podemos encontrar las nuevas formas de las relaciones sociales. 

Los puntos clave para la acción

En las redes encontramos rasgos importantes de identidad, conflicto, interés, pertenencia y participación, que se traducen en matices y estilos dentro de las diversas formas de manifestaciones y que marcan a los usuarios. Un ejemplo son los hashtags, que generan sentido de identidad, y funcionan como la firma de estas comunidades que hacen posible llegar a la acción.

Pasamos de los espacios digitales al espacio urbano, de la red digital a una red que organiza y genera una dinámica que cambia las relaciones de la sociedad y de sus acciones.

A partir de la descripción anterior encontramos ciertos puntos clave del análisis de movimientos como La Primavera Árabe, el M15, el Ocuppy Wall Street y los acontecimientos recientes en México. La primer lectura es que estos movimientos surgen a partir de necesidades sociales, y que encontraron en las redes sociales digitales un caudal que les ayudaría a brincar parte de los obstáculos para permear en la sociedad.

Nosotros: espectadores y críticos

A muchos de nosotros quizá no nos tocó participar directamente en estos eventos como promotores, pero fuimos espectadores, críticos y quizá detractores de estas manifestaciones. En cualquiera de estos casos nos convertimos en parte de estas acciones y vimos el carácter democrático de las redes sociales, podemos estar a favor o en contra, o permanecer sólo como observadores: ahí es donde radica la libertad del medio, el ciberespacio es un espacio común y libre donde se puede construir o destruir, la decisión es de cada uno.

Otro factor clave es que las redes sociales digitales no son o no deben ser es el único medio, debemos tener opciones que nos permitan construir nuestras redes sociales no digitales en función de nuestros anhelos, esperanzas y proyectos.


Bibliografía:

Manuel Castells: Comunicación, poder y democracia.

Towards collaborative cinema: cultural practices and new forms of participation

Hesmondhalgh, David (2007). The cultural industries. Londres, Sage.

AMIPCI